Ezpays

Las redes sociales son un factor clave en la actualidad para los negocios, y que no siempre se les consigue dar el uso correspondiente, sobre todo las pymes. El principal motivo, es que muchas aún no son conscientes de la importancia de la digitalización, y que esta trae consigo además cambios en el hábito de consumo de los clientes. 

Ya no son las empresas quienes han de ofrecer lo que ellos venden, sino que han de ser capaces de ofrecer lo que el cliente demanda, y entregárselo de la manera que quieren. No obstante, muchas empresas aparentemente funcionan bien sin ellas y se pueden llegar a cuestionar ¿qué beneficios pueden aportar las redes a mi negocio?

Beneficios de las redes sociales en tu negocio

  1. Es una manera de poder transmitir a otros qué visión, misión y valores tiene tu empresa, ya que muestran qué hacen, cómo lo hacen y qué esperan alcanzar
  2. Mejora la relación con los clientes. Esto se debe a que es más fácil acceder a ellos y que ellos accedan a ti. Puedes escucharlos, mantener conversaciones con ellos, ver sus inquietudes y posibles mejoras para tu negocio. Además, esta relación te permitirá tener un mayor control de tu público y saber exactamente qué buscan.
  3. Pueden suponer una tienda extra para tu negocio. Muchas redes sociales están introduciendo la opción a compra entre sus funciones, lo cual puede incrementar la tasa de conversión de tu negocio, puesto que desde una plataforma cómoda y conocida para ellos, podrás realizar las compras que deseen. Además, todo esto supone para la empresa un bajo coste, puesto que la actividad en redes a penas supone gastos, a parte de la publicidad.
  4. Información veraz y real. La mayoría de las redes, manejan la opción de cuentas de empresa que te permitirá obtener métricas instantáneas y veraces de hasta qué punto tus campañas y publicaciones están siendo efectivas.
  5. Mejora de posicionamiento esto se debe a que las redes sociales son una fuente de tráfico a tu web por lo que si tienes una buena actividad en redes, podrás mejorar el tráfico a tu web y así mejorar el posicionamiento orgánico, lo cual también te supondrá un ahorro en publicidad.

No obstante, es muy importante que a la hora de adentrarse dentro de esta nueva era digital, las empresas reconozcan bien dónde deben de operar y de que forma, pues no todas las plataformas se adaptan a las empresas, y es algo que han de ser capaces de identificar. Por ello, vamos a ver qué plataformas existen, qué ofrece cada una y cómo una empresa puede valorar en cuál de ellas operar.

Linked In

Linked In es una plataforma dirigida principalmente para profesionales. Es un lugar donde empresas y trabajadores exponen sus cualidades con el fin de ofrecer visibilidad para obtener oportunidades de negocio, trabajo o inversión. Es por esto que está centrada sobre todo para negocios B2B, aunque no quita que empresarios, Startups o emprendedores den a conocer sus ideas con el fin de obtener financiación. 

Además, no tiene por qué estar centrada solo en vender, también puede ser una fuente de valor para encontrar trabajadores competentes, pues tendrás acceso a una enorme plantilla laboral, donde ambos os podréis elegir.

Instagram

La mayor fortaleza de esta red es la capacidad que tiene de mostrar visualmente a una marca de forma orgánica. Esto se debe a que los contenidos que se suben aparecen de manera cronológica en la página de los seguidores que tiene la marca, por lo que es fácil, rápido y barato transmitir contenidos. Además, posee una amplia variedad de compartir contenidos, desde imágenes, videos, historias de Instagram o directos. También permite contactar directamente con los clientes y que ellos te contacten a ti, así como comprar desde la app o redirigir directamente a tu web.

Facebook

Esta red, dentro de todas las analizadas, sigue siendo la principal para los negocios, y es recomendable que todos tengan al menos una cuenta creada en Facebook. Esto se debe a la gran cantidad de usuarios que posee la plataforma, brindándote la oportunidad de obtener grandes visualizaciones. Además, ofrece la posibilidad de publicitar tus post, compartir videos, imágenes información, chatear con los usuarios e incluso tiene un Marketplace donde poder vender tus productos.

Twitter

Es la cuenta más influyente y viral de todas, ya que un post es fácil que alcance altos números de retweets o que genere polémicas. Es la red de las opiniones, donde tanto tus clientes pueden opinar de ti como tú puedes opinar de lo que quieras. Por tanto, más que vender puedes potenciar los valores de tu negocio.

Pinterest

Esta plataforma es puramente visual. Se basa en imágenes sobre todo inspirativas, que sirven sobre todo para empresas dedicadas a decoración o moda. No obstante, es cierto que tienen un apartado de compra que facilita el proceso

Youtube

Esta plataforma también tiene un carácter muy visual, pero puede servir a tu negocio para mostrar experiencias, transmitir mensajes o dar a conocer quien eres de una manera más cercana. Además, no supone un coste muy grande para tu empresa, y dependiendo del contenido que hagas y el nivel de engagement que obtengas, puedes llegar a incluso monetizar tus post.

Tik Tok

Esta es la red social mas innovadora pero que más está creciendo a la hora de poder publicitar y vender tu producto o negocio. Esto es gracias a que la posibilidad de crear campañas innovadoras a través de videos que generen engagement, y que pueden hacer de tu negocio algo viral y memorable. Además, siempre cabe la posibilidad de publicitar tus post gracias a esta nueva modalidad creada por la plataforma, o conseguir tráfico gracias a la opción agregada de insertar el enlace a tu web en la biografía de tu perfil.

¿Cómo sé qué tengo que publicar?

Una vez seleccionadas las redes sociales donde nos conviene operar, es necesario tener en cuenta que no vale publicar cualquier cosa, sino que debemos ser conscientes de qué queremos transmitir, cómo y qué hacer para darnos a conocer y llegar a nuestro target. Por ello es muy importante:

  1. Establece tus objetivos

Es importante saber qué quieres lograr para empezar a plantear como hacerlo. No es lo mismo operar en redes sin saber a donde quieres llegar, que saber que quieres incrementar tu conversión en un 5% en el próximo mes. Por ello, fija bien tus objetivos SMART (específicos, medibles, alcanzables, relevantes y establecidos en el tiempo). 

  1. Las cosas que hagas hazlas bien.

A veces las empresas, sobre todo las pymes, pueden sentirse abrumadas por la presión que puede suponer mantenerse activo en redes sociales. No obstante, no tiene por qué ser la clave del éxito. En redes, es mas importante la calidad que la cantidad, puesto que puedes tirarte años publicando contenidos diarios y no tener apenas engagement, o hacer un post cuidado y de calidad una vez a la semana o al mes y que este se haga viral y consigas mas engagement.

  1. Conoce a tus seguidores y tu target.

Es importante saber quien te sigue, y si los que te siguen son realmente a los que quieres conseguir. Es por esto que una vez establecidos quienes son tus clientes potenciales, comenzar estrategias de captación y después crear contenidos de su agrado, no del tuyo.

  1. Consigue partnerships

Una estrategia muy buena de las redes sociales es la capacidad de poder trabajar con otras empresas o personas, pertenecientes a tu industria, y que juntos podréis lograr un mayor numero de enganement y conversión. Por eso estudia bien a quien te rodea y trata de conseguir colaboraciones con ellos.

  1. Crea interacciones

Una vez conozcas a tu audiencia, puedes empezar a interactuar con ellos, ya bien sea ofreciendo contenido interactivo, donde les hagas participar y que tanto ellos como tu habléis, o generando conversaciones con ellos de manera privada, donde puedas escucharlos y que ellos te escuchen a ti.

  1. Publicaciones pagadas. 

SI no te sientes seguro con tus publicaciones, o no consiguen las visualizaciones deseadas, siempre puedes acceder a una opción de pago donde la plataforma podrá dar la visualización necesaria que a ti te falta

  1. Las redes sociales están para probar

Nadie es capaz de alcanzar el éxito a la primera, o al menos muy pocos lo logran, por eso las redes sociales están para eso, para fracasar, aprender y mejorar. Por ello, haz tantos experimentos como necesites y verás como poco a poco podrás ir viendo qué funciona y qué no.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.